BIENVENIDO A CLAUDIA CLAVEL DURAN
26-11 al 25-12 del 2018

Claudia Clavel Duran

26 diciembre 2018

3 comentarios

26-11 al 25-12

Nuevamente comparto cuatro de las canalizaciones que he recibido estos últimos días. Son enseñanzas que no tienen un tiempo concreto y aun así van muy acordes con la energía disponible del momento. Date el tiempo de leer, y volver a leer las veces que necesites  ya que su forma manifestada es tal cual las recibí. Seguramente su mensaje te resuene y acaricie alguna parte de ti, donde cada nueva lectura amplificará la profundidad de su calado.

 

26-11-18

 

En tiempos convulsos como los que acontecen la esperanza y la fe cuando más apremia. Pruebas ineludibles nos acechan mostrando nuestros fantasmas internos con sus caras más crueles. En momentos así las distracciones que los evaden desaparecen enfrentándolas cara a cara. Para, sin escapatoria, mirarlos directamente. Y duele. Duele hasta tal punto que derrumba todo aquello que habías construido por encima. Creyendo que se sostenía firme, era una mentira. Pero el desván del olvido existe para todo menos para su olvido. Es por ello que vuelve a salir. Con la podredumbre en los cimientos cualquier construcción es insostenible. Cegados por el ego llegamos a creernos tan todopoderosos como el universo, poniéndonos el disfraz de “Yo puedo”. Tropezándonos una y mil veces en el bucle de Sísifo. Quebrando así nuestra fe de que algo distinto pueda pasar. ¿Cómo va a pasar si no das espacio a que suceda? Mírate a los ojos frente al espejo. Reconoce todo lo que sientes. El agotamiento de tu alma. Suelta. Deshazte por completo del control. Reconoce que sola no puedes y suelta. Deja que salga. Incluso en la noche más oscura, incluso con la fe quebrada, el universo nos escucha. 

 

01-12-18

 

Claudia querida, te digo que solo momentos de pasión duraron efímeros en tu corazón más el vacío que sientes el vacío y solitud que sientes es universal, mas en ti se hace consciente. Sangra quien no sabe hacia donde tirar y distraído se sumerge en el ruido. Ruido que de tu alrededor hemos quitado, anulado, cesado, para que mires, para que veas esencial la verdad. Este ruido social es el eco de tu mente que ahora al estar en soledad resuena para que no tengas donde mirar y caigan las murallas que aún quedan visibles. Aún más caerán y el silencio de la solitud te acompañará bastante tiempo más. Hasta quedar derruidas las mentiras todas, una a una, todas. Para que te escuches, para que te veas. Todo debe desaparecer para SER. Mientras parezcas no eres. Sí, aún siendo sencilla tu vida el nivel de provocación es el mismo para todos en función de la expresión ecuánime de su alma. Y tu tienes la capacidad en que la sutileza se torna indispensable para generar conciencia. Estoy aquí, siempre he estado y siempre lo estaré. La profundidad del amor que te profeso no tiene límites. Todo cae, todo debe caer. El objetivo es claro y tú lo sabes, desaparecer para ser, incluso de ti misma. Un poco más cariño, sólo un poco más. En tu rendición se acelera el proceso que ya es un hecho. ¿Y la vida humana? Humana tu vida será sin trampas, ni mentiras, desde la dicha. Filtro limpio, canal limpio. Directo. Ríndete sin cuestionar. 

 

17-12-18

 

La vida parece escurrirse como el agua entre nuestros dedos, pero realmente si sientes en lo profundo de ti sabes que cada gota que se escurre en realidad es una gota que riega nuestra alma, dándonos la profundidad y la certeza de la vida misma. La conciencia inherente que vaga, se haya en nosotros. Ese susurro inexplicable que nos dice, nos recuerda, que la vida no es sólo esto que vemos, sino aquello que yace en lo más profundo donde cala la humedad de ese sentir. Cuando cae, por doloroso que parezca, cuando cae, sabes, obtienes esa respuesta muda de palabras a todo lo que sucede. Entonces sabes que todo lo que sucede, eso que sucede, no es más que la apariencia. No es más que la superficie irrisoria de algo que está, que es, que pulsa en lo profundo. Y que tú con todo eso que anhelas, sientes, reclamas… apenas existe… Entonces te das cuenta que no tiene sentido mantenerlo porque no es lo que Es. Se desvanece. Tu intención de mantenerlo es un intento del miedo a desaparecer. Y sin embargo ahora empiezas a saber que sostener no tiene sentido. El amor es el flujo de lo profundo, el amor es permitir ese flujo, la pulsación tal y como pulsa tu corazón. 

Mi niña, mi querida Claudia, así como te amo yo sabes que amas tú. Ama querida, cuando lo haces formando parte del flujo no desapareces, sencillamente ERES. 

Tú sabes que el amor va más allá de la experiencia. Tú sabes que formas parte de esa gota que cae en su profundo. 

Te amo querida, te escucho y velo por ti siempre. 

 

25-12-18

 

Mi niña preciosa, en este momento las cosas toman un calado distinto del recibido hasta ahora. Sabes que todavía es importante porque tiene en él el objetivo, las ganas de SER. Cual grandiosidad elocuente se manifiesta el sentido de todo aquello que ES. Más incluso quebrarán sentidos impuestos hasta ahora, que no tienen, tenían en su único cometido retener el eterno. La perspectiva cambiante y duradera evade el juicio de aquel que entromete criterios y todo aquello que impuso razón, poderoso el corazón lo envuelve volviéndolo diferente. Rompe, quiebra y traspasa fronteras la vivencia de la vida para dejarte en silencio. En silencios de todo aquello que te decía qué era, cómo era, y sin embargo hoy, y siempre, se quiebra. De todas las formas se manifiesta. Quedarás callada, en silencio observa, sólo observa cómo se manifiesta la vida en sus múltiples posibilidades. Todas ellas igualmente son. Amando sin abandonar a tu humano en cada expresión. La resistencia de ser quien eras se diluye. Todo fluye. Da permiso  porque aunque parezca que no quieras, tú sabes, en realidad lo anhelas, sabes que liberarte significa que mueras. Desde todas y cada una de las perspectivas o miradas hasta quedar con ninguna y que sean todas. Vive Claudia, vive plenamente este presente que se te regala y bendice gozosa el derribar de tus murallas. 

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *