BIENVENIDO A CLAUDIA CLAVEL DURAN
Claudia

Mi nombre es Claudia Clavel Durán y desde siempre mi vida ha estado estrechamente relacionada con el ámbito corporal tanto a nivel motriz, como expresivo y artístico. Además de una sensibilidad especial y una capacidad de observación muy reflexiva sobre el comportamiento humano.

A la temprana edad de 3 años empecé clases de gimnasia rítmica, y con 8 inicié mis estudios de ballet en el Conservatorio Profesional de Danza de Valencia donde formalicé mi pasión por el baile al graduarme como bailarina profesional en la especialidad de la danza clásica.

Después estuve en una escuela de artes escénicas (CAE Torrent, Valencia) donde compaginé gran variedad de disciplinas (jazz, funky, claque, flamenco, bailes latinos, danza contemporánea, canto, teatro…) aumentando mi versatilidad.

Pero la escuela cerró y por eso continué mi formación artística en la Escola de Teatre Escalante (Valencia) a la vez que cursaba Magisterio de Educación Física en la Universidad de Valencia, además de seguir ampliando mi formación en danza con el campo de la Danza Oriental.

Todo un proceso de años de formación artístico-expresiva relacionada con el movimiento, acompañado de las pertinentes actuaciones y colaboraciones con grupos musicales con los que participaba bailando. Momento en el que también inicié mi experiencia con los niños, al trabajar como monitora en ludotecas y campamentos.

Por cuestiones laborales me trasladé a Cataluña donde empecé mi experiencia como docente y lugar donde descubrí la Biodanza en un curso para el profesorado. Una herramienta que permitía ayudar a las personas a que se entendieran un poco más, y vieran el mundo de un modo más afectivo y alegre a través del baile.

Una herramienta que además era accesible a todo el mundo sin distinción de edades, ni movimientos estructurados. Justo cuando a nivel personal se gestaba en mí la curiosidad por ahondar en el crecimiento personal y el encuentro de mi mismidad ante una sociedad que se me mostraba cada vez más hostil.

Por esta razón, a lo largo de estos años me he ido formando en diferentes frecuencias energéticas como el Reiki, el Zen, la Diksha y Bioalineación que me han dado una visión más amplia de mi realidad próxima, y me han ayudado a entender, ordenar y permitir que se exprese ese sensibilidad que me ha acompañado desde que nací.

Como la Biodanza, además de reunir mi pasión por el baile y por la vida, es un sistema que profundiza, abarca y completa el desarrollo humano a todos los niveles, sin dudarlo realicé la formación de facilitadora de biodanza en la Escuela de Biodanza de Barcelona SRT. Un aprendizaje que llevo en continuo reciclaje con diferentes cursos y extensiones de biodanza,

como la extensión de Biodanza y arcilla, el postgrado de Educación Biocéntrica o el Minotauro entre otros. A la vez que continuo mi labor como maestra de escuela y mi formación de bailarina que ahora se extiende también a los bailes sociales. Todo un amalgama que componen la esencia de mi ser, el cual se expresa también a través de la escritura.

Al alcanzar la edad adulta con todo el proceso de experiencias desde la capacidad de observación reflexiva de mi ser y la sensibilidad que siempre me ha acompañado, permite que hoy pueda poner lo que soy al servicio de manera consciente.

Sencillamente hoy lo que hago es compartir todo lo que soy desde las diferentes formas en las que se expresa mi ser (biodanza, amapura, la escritura, las consultas…) para que cada persona se sienta acompañada en su proceso singular y pueda danzar felizmente su camino en armonía con la vida.

Esencia de vida