BIENVENIDO A CLAUDIA CLAVEL DURAN
Una Mujer

Claudia Clavel Duran

04 marzo 2019

2 comentarios

Una mujer

Una mujer de pies descalzos

caminaba suavemente sobre la tierra,

las plantas de sus pies rosados

se iban posando una tras otra

sobre la tierra húmeda del camino.

 

La cadencia del movimiento

balanceaba sus caderas a compás

mientras rozaba el viento

con el vaiben de sus manos.  

 

Un poco más arriba

se veía el movimiento de su respirar

en un pecho que subía y bajaba

abrazando la constancia del latir.

 

Su corazón palpitaba la vida

reflejada en el rubor de sus mejillas

mientras, bajo su sonrisa,

entonaba una melodía.

 

Con ojos despiertos y el pelo revuelto

sin darse cuenta iba cantando

la danza de su movimiento.

 

Así, sin darse cuenta,

la melodía de su voz

impregnaba de ondas el viento.

 

Así, sin darse cuenta,

en el balanceo de su movimiento

jugaba con las luces

y los reflejos sobre su cuerpo.  

 

Así, sin darse cuenta,

las huellas de sus pisadas

quedaban registradas en el suelo.

 

***   *** ***

 

Ella no lo sabe,

han pasado muchos tiempos y no sabe

que la luz, la tierra y el viento

guardan su recuerdo.

 

No, no lo sabe

que hoy cuando el viento sopla

entona la melodía de su antigua danza

aquella que sin darse cuenta cantaba.

 

Ignorante sonríe hoy

a la luz del sol sobre su cuerpo

que la invita a pisar de nuevo

descalza sobre la tierra

esa, su eterna y melodiosa caminada.

 

***   ***   ***

Una mujer, esa… una… todas.

Nuestra andanza es antigua,

tanto como el latir de nuestros corazones

y la tierra nostálgica nos lo recuerda

para que volvamos entonar con fuerza

nuestra armoniosa melodía.

Tags :

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *